Jose HumanesE-learning, TIC y Social MEdia
31 Ene 2014

Utilizando influencers a favor de tu marca

Utilizando influencers a favor de tu marca

El miércoles mientras estábamos escuchando a @mediotic en #Aercotrolling, terminó respondiendo a una pregunta sobre la utilización de influencers a favor de tu marca, el ejemplo que nos puso antes de terminar fue la actuación de Iberia para intentar lavar un poco su imagen en plena negociación por el ERE y su fusión con BA. Uno de los tweets en cuestión es este de David Castillo.

Utilizando influencers a favor de tu marca

Por si a alguien le quedan dudas de si este era o no un tuit patrocinado, os puedo asegurar que yo estaba dentro de este proyecto y aunque la gestión de este tuit la realizó otra empresa que participaba y desconozco si lo hizo por amiguismo o cobrando, os aseguro que es un tuit patrocinado lo mires por donde lo mires.

Si os ponéis a escarbar podéis encontrar ejemplos similares e incluso más descarados, sólo hay que fijarse en alguien que sea famosete, con una gran cantidad de seguidores, y que de repente participe en un concurso de una gran marca, tuitee sobre una marca o producto concreto, o le haga muchos RT´s al perfil de turno de la marca patrocinadora.

Ahora bien, vamos a analizar esto, ¿es realmente bueno para la marca que esto suceda?, no es nada nuevo simplemente se está llevando un modelo de publicidad habitual en televisión a un canal distinto, a nadie le extraña ver el anuncio de un coche o un videojuego protagonizado por un famoso ¿verdad?

La diferencia es que en redes sociales aparentemente nuestra relación con el famoso de turno no es la misma que tenemos mientras vemos en televisión, de alguna forma le vemos más cercano y eso lo saben las empresas y como es normal intentan sacarle provecho.

Durante mi experiencia en este tipo de situaciones he visto el uso de influencers de dos maneras distintas.

  • Una de las formas es que los contenidos sean muy naif, sin mojarse, muy neutros o que sólo hablen de lo bueno que es un producto o marca.
  • La otra forma es utilizar estos comentarios para salir de una crisis de reputación, o limpiar la imagen de la marca después de algún problema gordo.

El problema de querer utilizar a los influencers de la segunda forma, es que normalmente no se suelen mojar, no es lo mismo cobrar unos eurillos (jajajja, unos eurillos) por una felicitación que por tener que defender a una empresa ante una crisis de reputación después de un ERE, o cualquier otro problema grave.

¿Y qué pasa cuando los famosos no juegan a defender una marca?, fácil, que se recurre a usuarios menos famosos, sin buscar la “calidad” de un influencer pero buscando la cantidad de cientos de comentarios hablando bien de tu empresa o defendiendo a tu marca.

Pero nos volvemos a encontrar con un segundo problema, cuando no encuentras a usuarios que quieran participar en tu argucia para mejorar la reputación online de tu marca (sí, he dicho argucia, y de la manera más despectiva que se me pueda imaginar), en estos casos se recurre a usuarios fakes, falsos, o como los quieras llamar, y la red está llena a más no poder de este tipo de usuarios, como nos cuenta mi amigo @mediotic en su post de hoy “Ola el economista ke ase”, y por lo que leo creo que opinamos exactamente igual, este tipo de acciones no benefician a nadie, llenan Internet de paja y no engañan a usuarios con criterio y cada vez menos a los que andan escasos de criterio.

Cuando entramos a reflexionar si ¿es esto bueno para tu marca?, en mi opinión, aunque no me gusta generalizar, la respuesta es no, de ninguna manera, y siento ser tan radical con esto, pero este tipo de acciones independientemente de lo famoso que sea el influencer, los seguidores que tenga el perfil falso, o cualquier otro criterio, se basan en un concepto que menosprecia al usuario, más que menospreciar yo me lo tomaría como un insulto a la inteligencia del mismo.

Cuando hablo de menospreciar, me refiero a que se trata a los usuarios como borregos, considerando que van a creer cualquier opinión que lean en Internet, retándole importancia a quien la escriba o a lo contextualizado que esté el mensaje.

La culpa de que esto pase la tienen las 2 partes, por un lado el señor que vende esta idea a una marca comenzando la conversación utilizando de forma incorrecta la frase “los mercados son conversaciones…”, y después de esto aprovecha para vender un servicio de comentarios en foros, blogs, Twitter, etc. que van a solucionar cualquier problema de reputación de tu marca, te van a traer más ventas, o por lo menos se va a ver movimiento en tus perfiles sociales, lo que para mí y creo que para cualquier persona con criterio es vender humo en cantidades industriales.

La otra parte de la culpa de esto la tienen en muchas ocasiones los usuarios y su comportamiento, primero los que se prestan a tuitear sin in a cambio de 3 € el tuit, y después los que campan a sus anchas por las redes sociales actuando como borregos.

Afortunadamente cada vez hay más usuarios que filtran lo que leen, que tienen fuentes fiables y que cada vez tienen algo más de sentido común, lo que hará que tarde o temprano desaparezcan este tipo de prácticas no sin antes haber llenado los bolsillos de los vende motos de turno.

Esta entrada tiene 4 años, por favor, tenga en cuenta que la información proporcionada puede estar obsoleta.

Opinión personal • Social Media Leave a comment

Jose Humanes

Doctorando en TIC en Universidad Rey Juan Carlos, (E-learning y Accesibilidad) Experto en tecnologías emergentes aplicadas a la educación, diseño instruccional, modelos, procesos y estrategias de aprendizaje informal personalizado, estrategias de interacción y contribución en redes sociales y gestor de entornos virtuales de aprendizaje. Profesional del Social Media con experiencia en planificación de estrategias online, coordinación de equipos, responsable de proyectos, consultor de Marketing Digital.

View all author posts →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *